Consultas más frecuentes

Somos el asset manager de referencia del mercado español. Proporcionamos servicios avanzados de gestión de carteras de crédito promotor e hipotecario y de activos inmobiliarios en toda su cadena de valor. Como servicer ofrecemos a nuestros clientes soluciones integrales y altamente especializadas para la recuperación y gestión de activos financieros e inmobiliarios, de una forma óptima y proporcionando la mejor rentabilidad.

Borja Goday es Consejero Delegado de Servihabitat desde julio del 2023, puesto que asume después de ser miembro del consejo de administración de la Compañía y ejercer el cargo de director general de su matriz Coral Homes, que ostentaba desde 2019. También es Presidente de Serviland, filial independiente y especializada de Servihabitat, cuya actividad se centra en la gestión urbanística de carteras de suelo.

Con más de 20 años de experiencia en el sector inmobiliario, Borja Goday ha desarrollado su trayectoria profesional en compañías como Patrizia Immobilien AG, en la que estableció su actividad en la península ibérica, y las firmas KPMG, Sotogrande, NH Hoteles y JP Morgan. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, cuenta con un MBA por IESE y un Máster en Finanzas por el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), donde actualmente es profesor de Finanzas.

Kutxabank, Cajasur, Verde Iberia Properties, Gramina Homes,Coral Homes, Sareb, Building center, Goldman Sachs, Tilden, entre otras muchas.

Servihabitat se fundó en 1990, llevamos más de 30 años desde la puesta en marcha de nuestra actividad, una larga trayectoria que nos ha valido para posicionarnos como referentes del sector del asset manager.

No, nos centramos en asegurar a nuestros clientes una gestión de valor para sus carteras, tanto en el ámbito inmobiliario, como en el campo patrimonial y en la gestión de crédito, siendo un partner estratégico en toda la cadena de valor. Ofrecemos una propuesta de valor orientada a cliente y resultados, buscando la excelencia y potenciando el emprendimiento con una cultura empresarial enfocada en la transformación, la mejora continua y la innovación. Nuestro modelo de gestión se asienta sobre tres grandes líneas:

Gestión especializada: permite garantizar la excelencia en la gestión y agilizar las ventas de carteras compuestas por tipos de activos con necesidades técnicas muy distintas y específicas y repartidas por todo el territorio. Requiere de equipos muy especializados y en Servihabitat contamos con más de 200 profesionales territorializados para este tipo de gestión en activos inmobiliarios y financieros.

Gestión industrializada: hace posible agilizar el saneamiento técnico y la comercialización de los activos de forma masiva gracias a sistemas sólidos, procesos y protocolos establecidos y a la flexibilidad en la prestación de servicios.

Orientación al cliente: entender, priorizar y dar respuesta a las necesidades de cada cliente desde una gestión proactiva y propositiva. Potenciamos la escucha activa, la propuesta con equipos transversales, el seguimiento periódico y la trazabilidad de todas las operaciones. Priorizamos la gestión reputacional con equipos altamente especializados, protegemos y maximizamos el valor de los activos y ofrecemos propuestas modulares para que cada cliente pueda seleccionar aquellos servicios en los necesita mayor soporte.

Más de 30 años al frente del sector nos han permitido liderar e innovar en todos los ámbitos del negocio. Somos especialistas en la gestión de crédito de todo tipo (Contamos con un equipo especializado de más de 100 profesionales enfocados en la gestión técnica de deuda hipotecaria, PYMEs y promotor, expertos en la recuperación del cash, en la transformación de producto para maximizar el retorno y con una plataforma propia de venta de préstamo), así como en la conversión y gestión de activos inmobiliarios, con soluciones integrales o modulares en función de las necesidades de cada cliente o proyecto. Contamos con una extensa red comercial de más de 4.404 puntos de prescripción y más de 1.000 agentes colaboradores. También, dentro de nuestra estrategia de special servicing, hemos desarrollado un potente servicio en el ámbito de desarrollo y promoción, en la gestión urbanística y en el alquiler social.

Operamos en España, con presencia en todas las provincias españolas.

Servihabitat a través de un bróker financiero te hace el camino más fácil ayudándote a encontrar la mejor financiación para tu proyecto, sin coste para ti. Podéis encontrar toda la información en: https://www.servihabitat.com/es/financiacion

Además de pisos de bancos, también comercializamos activos de otros tenedores.

Dirígete al bloque en la Home o en el Blog "No te pierdas las últimas novedades" en el sitio web de ServiHabitat. Ingresa tu correo electrónico. Marca la casilla "Deseo recibir comunicaciones comerciales de Servihabitat, incluso por medios digitales", haz clic en "Suscribir" para completar el registro. ¡Listo para recibir las últimas noticias!

Puedes acceder a Blog clicando "Blog" en el menú. Garantizamos la seguridad de tu información mediante medidas de protección de datos.

Hay dos formas de contactar con un comercial en Servihabitat. Después de ingresar la ubicación en la barra de búsqueda y visualizar los resultados de inmuebles, puedes hacer lo siguiente: Desde la Lista de Inmuebles: Haz clic en el botón de contacto de cada inmueble. Se abrirá un pop-up con un formulario que puedes completar y enviar.

Desde la Página del Inmueble: Ingresa a la página específica del inmueble de interés y busca el formulario "¿Quieres más información?". Rellénalo y envíalo. Uno de nuestros agentes se pondrá en contacto contigo.

Para contactar con atención al cliente, dirígete al "footer" (parte inferior) del sitio web. Encontrarás la sección "Contactar" donde puedes hacer clic para acceder a una página de contacto con un formulario. Completa el formulario y envíalo. También, puedes llamar directamente al número "942 049 000" para asistencia inmediata.

Si el API de Servihabitat no te ha contactado en el tiempo previsto, verifica tu información de contacto, revisa la carpeta de correo no deseado y considera llamar directamente. Si persiste el problema, comunícate con el servicio de atención al cliente para obtener asistencia: 942 049 00.

Asegúrate de ingresar la contraseña correctamente, considerando mayúsculas y minúsculas. Restablece la Contraseña: Utiliza la opción 'Olvidé mi contraseña' en la página de inicio de sesión en el sitio de Servihabitat para restablecerla. Revisa tu Correo Electrónico: Verifica tu bandeja de entrada (o correo no deseado) para recibir instrucciones de restablecimiento de contraseña. Contacta con Soporte: Si aún enfrentas problemas, contacta con el soporte técnico de Servihabitat para obtener ayuda inmediata.

Puedes llamar al número de atención al cliente de Servihabitat marcando el siguiente número: 942 049 00

Servicio Técnico para Inquilinos: Proporcionando asistencia y soporte especializado a los inquilinos.

Servicio Técnico Postventa para Compradores: Garantizando atención continua y soluciones para los compradores después de la transacción.

Servicio Técnico para Inmuebles en Stock: Gestionando eficientemente las necesidades técnicas de los inmuebles disponibles en inventario.

En la Lista de Inmuebles, configura tus preferencias de búsqueda, como ubicación y características. Haz clic en "Guardar Búsqueda" y aparecerá un pop-up.En el pop-up, introduce tu correo electrónico, marca la casilla "Deseo recibir alertas de inmuebles similares a este y comunicaciones comerciales de Servihabitat, incluso por medios digitales. "Haz clic en "Guardar Búsqueda" para activar la alerta.

Para acceder a tu cuenta, simplemente inicia sesión en el sitio web de Servihabitat utilizando tu nombre de usuario y contraseña. Si has olvidado tu contraseña, puedes utilizar la opción de 'Olvidé mi contraseña' para restablecerla siguiendo las instrucciones proporcionadas.

Si no recibes el correo para cambiar tu contraseña: Revisa la carpeta de spam de tu correo electrónico. Confirma tu dirección de correo electrónico. Intenta el proceso nuevamente. Añade la dirección de correo a tus contactos. Verifica configuraciones de filtro. Si persiste, contacta a Servihabitat para asistencia

El término proindiviso se refiere a aquellos inmuebles cuya propiedad corresponde a varias personas, cada una de las cuales ostentará únicamente un porcentaje determinado de la propiedad del inmueble.

Es un contrato privado donde las partes pactan la reserva de la compraventa de bienes muebles o inmuebles, entregándose como prueba una cantidad de dinero en concepto de señal.

Comercializamos viviendas, locales, naves, oficinas, terrenos, garajes, trasteros, edificios y obras paradas, entre otros.

Es un registro administrativo dependiente del Estado en el que se describen los bienes inmuebles rústicos, urbanos y de características especiales.

Es el documento administrativo que sirve para garantizar que esa vivienda reúne las condiciones mínimas para vivir en ella, basándose en su salubridad, higiene, solidez o tamaño.

Es un documento que acredita la eficiencia energética de la que goza una propiedad determinada, Las clasificaciones varían desde la "G", que es la clasificación más ineficiente y está indicada con un color rojo, hasta la "A", que significa que es muy eficiente y se muestra en verde oscuro.

Elemento de agrupación de UR's utilizado en Servihabitat para aglutinar todas las UR's que se deben agrupar, bien por imperativo legal (anejos inseparables descritos en el registro de la propiedad) o bien por interés comercial.

Elemento de agrupación de UR's utilizado en Servihabitat para aglutinar todas las UR's que se encuentran en una misma ubicación.

Es el nuevo método de compra inmobiliaria a través de subasta accesible a todos los públicos. Los inmuebles publicados en este sistema admiten pujas hasta la finalización del plazo indicado al efecto en cada una de las fichas de los inmuebles publicados en nuestra página web. El reloj que aparece en la ficha te indica cuánto tiempo queda para cerrar la subasta. El precio de salida es el que se indica en la ficha del inmueble. Servihabitat escogerá la puja más alta para la venta del inmueble.

Es un tipo de vivienda promovida por la administración pública española, normalmente ofertada a un precio por debajo del de bienes equivalentes en el mercado.

Significa que el inmueble tiene un contrato de alquiler vigente y se vende alquilado. Ideal inversión.

Es el acrónimo de "Unidad de Alquiler". Hace referencia a cualquier elemento inmobiliario que es susceptible de ser alquilado de forma individual. Es, para Servihabitat, la unidad básica alquilable en un proceso de arrendamiento. En los casos que la UA y la UR coinciden se gestionan bajo la misma referencia.

Lo habitual es el 30% del valor de la compra en caso de vivienda habitual. Se establece un 10% destinado a gastos de la operación y el 20% como parte del precio. Sin embargo, esto solo es una referencia que debes consultar con tu entidad financiera o nuestro servicio de financiación.

Cuando estés formalizando la oferta, uno de los requisitos indispensables es el de realizar una reserva, justificante que deberás presentar para que el asesor comercial pueda enviar la oferta a Servihabitat.

En todo el proceso te guiará nuestro asesor comercial, pero si eres una persona física los documentos básicos al inicio de la operación serán el NIF o NIE o, incluso, el pasaporte, la justificación del origen de los ingresos, el justificante de ingreso de la reserva, el certificado de titularidad bancaria y el documento de reserva firmado.

Es un acuerdo previo entre comprador y vendedor donde se establecen las condiciones de la transacción. Se suele acompañar de una señal como garantía, que puede perderse en caso de incumplimiento.

Sí, la paga y señal es una de las condiciones indispensables, aunque no la única, para que la oferta sea presentada al propietario del inmueble.

Servihabitat cuenta con un partner financiero que te puede poner en contacto con varias entidades bancarias sin coste adicional para solicitar una hipoteca.

En el momento en el que realices una visita a uno de nuestros activos recibirás un email indicándote lo que debes hacer si quieres información sobre hipotecas.

Sí, puedes comprar una casa como inversión para alquilar. Esta estrategia, conocida como inversión inmobiliaria, implica adquirir una propiedad con el propósito de generar ingresos a través del alquiler. Antes de tomar esta decisión, es crucial evaluar la rentabilidad potencial, considerar los costos asociados como impuestos y mantenimiento, y asegurarte de comprender las responsabilidades de ser propietario y arrendador. Consultar con un asesor financiero o agente inmobiliario puede ayudarte a tomar decisiones informadas para maximizar tus inversiones.

Un informe de divulgación de propiedad es un documento que revela información importante sobre una propiedad, con el propósito de informar al comprador sobre su condición y posibles problemas. Incluye detalles como problemas estructurales, historial de reparaciones, presencia de plagas, y otros aspectos relevantes.

Tu historial crediticio juega un papel crucial en la compra de una vivienda. Un buen historial crediticio te permite acceder a mejores tasas de interés y condiciones hipotecarias más favorables. Por el contrario, un historial crediticio deficiente puede dificultar la aprobación del préstamo o resultar en tasas de interés más altas. Mantener un historial crediticio sólido es fundamental para obtener opciones financieras más beneficiosas al comprar una vivienda.

No es indispensable, sin embargo, la preaprobación te da una idea clara de tu capacidad de compra y aumenta tu credibilidad ante los vendedores.

Antes de adquirir una casa, es esencial realizar inspecciones para evaluar su estado. Se recomiendan inspecciones estructurales, eléctricas, de fontanería, de techos, de plagas, de calidad del aire y eficiencia energética, así como evaluaciones adicionales según la ubicación. Estas inspecciones, llevadas a cabo por profesionales, proporcionan una visión detallada de la condición de la propiedad, permitiéndote tomar decisiones informadas y evitar sorpresas desagradables después de la compra.

  1. Urbano para construir: Suelo, parcelas o solares para uso residencial, industrial, comercial y dotacional con posibilidad de licencia directa. Se recomienda verificar en el organismo público competente las condiciones de edificabilidad que permite el suelo según la normativa de aplicación (suelo urbanizado, legalmente integrado en una malla urbana conformada por una red de viales, dotaciones y parcelas propia del núcleo o asentamiento de población).
  2. Urbanizable en transformación: Suelo de interés para el desarrollo futuro de la ciudad con gestión urbanística pendiente y/o ejecución de obras de urbanización que actualmente condicionan la posibilidad de solicitar licencia de edificación (suelo para el que los instrumentos de ordenación territorial y urbanística prevean o permitan su paso a la situación de suelo urbanizado).
  3. Terreno rústico: suelo preservado por la ordenación territorial y urbanística de su transformación mediante la urbanización
  4. Urbano no consolidado: Suelo urbano en los que son precisos trámites para completar su urbanización o se prevén operaciones de renovación urbana sobre ellos. Es decir, son partes de la ciudad aún por urbanizar o zonas en las que el planteamiento prevé la creación de nuevas dotaciones o construcciones. Suelo con gestión urbanística pendiente y/o ejecución de obras de urbanización que actualmente condicionan la posibilidad de solicitar licencia de edificación

Sí, en muchos casos, los bancos y otras instituciones financieras pueden ofrecer financiamiento para la compra de un terreno. Sin embargo, es importante tener en cuenta que obtener un préstamo para terreno puede ser diferente de obtener un préstamo para una propiedad construida. Algunos aspectos a considerar incluyen:

Uso del terreno: Los bancos pueden tener políticas específicas sobre el tipo de terreno que están dispuestos a financiar. Algunos terrenos pueden considerarse de mayor riesgo, como terrenos sin servicios públicos o zonas propensas a desastres naturales.

Valor del terreno: Los bancos evaluarán el valor del terreno antes de aprobar un préstamo. Esto puede incluir factores como la ubicación, el tamaño y la calidad del terreno.

Pago inicial: Es posible que se requiera un pago inicial más alto para un préstamo de terreno en comparación con un préstamo para una propiedad ya construida. Los bancos pueden considerar los préstamos para terrenos como préstamos de mayor riesgo.

Plazo del préstamo: Los plazos de los préstamos para terrenos pueden ser más cortos en comparación con los préstamos para propiedades construidas. Esto puede afectar la cantidad de dinero que debes pagar mensualmente.

Historial crediticio: Tu historial crediticio también influirá en la aprobación de un préstamo para terreno. Un buen historial crediticio puede mejorar tus posibilidades de obtener financiamiento.

Es el derecho real sobre un solar edificable que atribuye a alguien la facultad de construir una o más plantas sobre el inmueble gravado y hacer suya la propiedad de las nuevas construcciones.

Se refiere al área de un terreno o parcela que puede ser utilizada para la construcción de edificaciones. Esta medida está sujeta a regulaciones y normativas locales que establecen la cantidad máxima de espacio que se puede dedicar a la construcción en una determinada área.

Un terreno rústico es un tipo de parcela o terreno que se caracteriza por su uso predominantemente agrícola, forestal o relacionado con la naturaleza. Estos terrenos suelen estar ubicados fuera de las áreas urbanas y no están destinados principalmente para fines residenciales o comerciales.

Los impuestos asociados a la compra de un terreno urbano pueden variar según el país, estado o región, ya que la fiscalidad inmobiliaria es regulada a nivel local. Algunos impuestos comunes:

  1. Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP): En algunos lugares, este impuesto se aplica a la transferencia de propiedad de bienes inmuebles, incluidos los terrenos urbanos.
  2. Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): En algunos países, la venta de terrenos urbanos puede estar sujeta al IVA. Este impuesto se aplica al valor agregado en cada etapa de la cadena de suministro, incluida la venta de bienes inmuebles.
  3. Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD): En algunos lugares, este impuesto se aplica a la documentación legal relacionada con la compra de bienes inmuebles, como la escritura pública.
  4. Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI): Este impuesto se paga anualmente y grava la propiedad de bienes inmuebles. Después de la compra, el nuevo propietario será responsable de pagar el IBI en función del valor catastral del terreno y de las tasas impositivas locales.
  5. Plusvalía Municipal: Algunas municipalidades pueden aplicar un impuesto sobre el aumento de valor de la propiedad (plusvalía) cuando se vende un terreno urbano. La cantidad puede depender del tiempo que el vendedor haya sido propietario del terreno.

Es importante tener en cuenta que las leyes fiscales pueden cambiar, y las regulaciones varían según la ubicación. Se recomienda obtener asesoramiento profesional y consultar con las autoridades fiscales locales para comprender completamente los impuestos asociados a la compra de un terreno urbano en tu área específica.

Para determinar si un terreno cumple con todas las regulaciones y requisitos legales, puedes seguir estos pasos:

  1. Consulta el Registro de la Propiedad: Verifica la información del terreno en el Registro de la Propiedad. Este registro proporciona detalles sobre la propiedad, como el propietario actual, los límites de la parcela y cualquier carga o gravamen existente.
  2. Revisa los Planes Urbanísticos locales: Asegúrate de que el terreno esté en conformidad con los planes urbanísticos locales. Estos planes establecen las normativas y restricciones para el desarrollo de la tierra en una determinada área.
  3. Comprueba los Permisos de Construcción: Si planeas construir en el terreno, verifica que tenga los permisos de construcción necesarios. Revisa si se han obtenido las autorizaciones adecuadas para el tipo de estructura que planeas construir. Esto puede incluir permisos de construcción, permisos medioambientales y otros documentos relacionados.
  4. Investiga Posibles Cargas o Gravámenes: Averigua si hay alguna carga, gravamen, hipoteca u otra restricción legal sobre el terreno.
  5. Contrata a Profesionales: En algunos casos, puede ser útil contratar a profesionales como abogados especializados en bienes raíces o ingenieros para que realicen una revisión exhaustiva de la situación legal del terreno.
  6. Realiza una Inspección Física: Visita el terreno y realiza una inspección física para confirmar que la realidad del terreno coincide con la información registrada y los planes urbanísticos.
  7. Verifica el Pago de Impuestos: Asegúrate de que los impuestos asociados al terreno estén al día. Esto incluye el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y otros impuestos locales.

La normativa suele ser más restrictiva, limitando las construcciones a aquellas asociadas a actividades agrícolas u otras específicas según la zonificación, manteniendo el equilibrio con el uso rural del área.

Este cambio suele acontecer después de la aprobación y ejecución de obras de urbanización por parte de las autoridades municipales, transformando el suelo urbanizable en un área completamente desarrollada y listo para construir.